LA NOCHE DEL MARTES

Locura. Pero lo mejor de todo: inesperada. Y es que no hay cosa que más me guste, que tener planes inesperados. Eso me pasó el martes. Os pongo en situación: recién llegada de… Sigue leyendo