VESTIDAS DE BLANCO: PART I

 Llego tarde… Muuuy tarde, lo sé y os pido mil disculpas [con la cabeza gacha y con cara de cordero degollado] pero este mes (sí que sí) ha sido imparable. De todas formas más vale tarde… Sigue leyendo